El expiloto de F1 y DTM ha recibido esta tarde la noticia de que su padre había fallecido y obviamente ha decidido abandonar su rol. La FIA confirmó que Petrov abandonaba el cargo "por razones persomales" y comunicó que el luso Bruno Correira, que ejerce de conductor del coche de seguridad en la Fórmula E y en el WTCR, le sustituirá como comisario en el GP de Portugal.