El fabricante podría continuar así con las unidades de potencia de Honda a partir de 2022. Mercedes lo apoya, Ferrari nunca lo hará.