El Rolls-Royce Ghost nació en 2009 con un nombre que hace homenaje al Silver Ghost del año 1906. Desde entonces se ha convertido en el modelo más exitoso de la marca de lujo, algo que no es poco cuando se trata de una historia de 116 años. Esta nueva generación, según el fabricante, llega tras escuchar las demandas de sus clientes.