El austriaco se plantea su continuidad al frente de Mercedes. Es una de las figuras más importantes del tablero político en la Fórmula 1.