La Asociación de Equipos del Mundial cree que se están relajando los hábitos ante la pandemia y teme nuevos contagios dentro de su burbuja.