En 2018 Robert Wickens sufrió un gravísimo accidente mientras disputaba las 500 millas de Pocono de IndyCar. El canadiense salió disparado contra las vallas de protección, que le empujaron de nuevo a la pista.