El austriaco destaca que Mercedes es su casa. Wolff ha sido parte importante de los éxitos que la escudería ha cosechado en la era híbrida. Sin embargo, deja ver que estar al frente de un equipo no es tarea sencilla y menos durante varios años.

"Amo este equipo y creo que éste es mi lugar. Es sólo que ocho años como jefe de equipo me están pasando factura y es algo sobre lo que estoy reflexionando", ha afirmado Wolff en declaraciones para la la BBC.