"Han sido días duros, todos los que lo han pasado conmigo se habían curado en dos semanas y yo continuaba siendo positivo", dice.