La crisis del coronavirus ha afectado al negocio de Respiro, empresa de coches de alquiler a corto plazo y que lleva operando en Madrid desde 2010. Fue la primera de su tipo en llegar a la capital, las operaciones comenzaron con una flota de una decena de utilitarios. De acuerdo a Cinco Días, no han llegado a ganar dinero, todo han sido pérdidas, pero igual para Respiro y sus competidores.

La compañía ha informado a los usuarios por correo electrónico del fin de las operaciones en Madrid, siendo el próximo lunes 31 de agosto el último en el que se pueden reservar los vehículos. Lo cierto es que contaban con una flota importante, la mayoría de motorizaciones convencionales:

La flota madrileña puede circular incluso por Madrid Central, eso sí, los vehículos no se recogen ni se estacionan en la calle, tienen que ir y volver a alguna base o aparcamiento concertado (en el argot del sector, «round trip»). Dentro de la almendra central han operado en más de 100 localizaciones, por lo que estaban cerca de la mayoría de la clientela.

respiro-seat-tgi-coches-eco-201955764_2.

SEAT Ibiza TGI de Respiro en Madrid Central

SEAT adquirió respiro en 2018

A mediados de febrero de ese año la automovilística anunció la compra de la totalidad de la empresa como un movimiento más en su ambición de ser un proveedor de movilidad, no únicamente un fabricante y vendedor de vehículos. La operación costó unos 5 millones de euros. Era la primera vez que SEAT adquirió otra compañía, la cual ya estaba operando también en Palencia por entonces.

Luca de Meo, CEO de SEAT hasta este año, declaró: «esta adquisición es un primer paso en nuestra apuesta por comprar y participar en proyectos de futuro que consideramos que marcarán las tendencias de los próximos años». En marzo de 2019 se renovó parcialmente la flota con casi 180 modelos SEAT a gas natural.

En 2017 Respiro ingresó 1,8 millones de euros, contaba con 15.000 clientes y 200 vehículos

El siguiente salto de la compañía fue en noviembre de 2019, cuando se anunció la llegada del servicio a L’Hospitalet de Llobregat, en Barcelona, con una flota de 16  SEAT Ibiza con motores TGI (gas natural comprimido) y más adelante llegarían los Mii eléctricos. Disponen de plazas reservadas de aparcamiento.

seat-car-sharing-empresas-201959193-1563

Pero a primeros de junio llegaron malas noticias. La crisis del coronavirus no solo estaba aumentando los costes por las medidas de desinfección y kits de limpieza para los usuarios, también han caído los ingresos de forma notable, primero por el confinamiento, después por la pérdida de usuarios.

Durante lo peor de la pandemia 150 coches de Respiro fueron ofrecidos a los sanitarios

La desconfianza de los usuarios, ante la posibilidad de contagiarse, ha hecho que las previsiones a corto y medio plazo no sean nada halagüeñas, por lo que SEAT decidió abandonar esta línea de negocio y empezó a buscar soluciones para los 28 empleados de la compañía.

El modelo de negocio de Respiro funciona con suscripción (Prime) o sin ella (A tu aire), se tarifica por horas y kilometraje. Para los que necesiten más tiempo un vehículo se ofrecen descuentos a partir del cuarto día en la tarifa de día completo (35 euros en Hospitalet para SEAT Ibiza), kilometraje aparte.

el-car-sharing-de-respiro-abandona-madri

Inauguración del servicio Respiro en Palencia (diciembre de 2016)

La flota de Hospitalet consta únicamente del SEAT Ibiza, las 16 unidades iniciales. Hay dos tarifas. Por un lado, la tarifa «Prime» cuesta 4,99 euros al mes, más 3,5 euros la hora, 29 céntimos/km hasta 100 km y 18 céntimos/km por encima de 100 km. La tarifa «A tu aire» elimina la cuota mensual, pero el precio por hora sube a 5 euros, 31 céntimos/km hasta 100 km y el kilometraje adicional a 20 céntimos/km.

También seguirá funcionando Respiro en la ciudad de Palencia, donde empezó a operar el 1 de diciembre de 2016. De acuerdo a su página web, la flota de la ciudad castellanoleonesa consta de tres unidades de Renault ZOE (eléctrico) y un Clio a gasolina con cambio manual. Las tarifas son un poco más económicas que las de Hospitalet.

En la ciudad de Madrid se quita un competidor de en medio, donde operan Share NOW (anteriormente Car2Go), Emov, ZITY y WiBle. Salvo esta última, que funciona con híbridos enchufables, el resto de vehículos son eléctricos puros (todos con pegatina Cero), por lo que se pueden aparcar y recoger en cualquier plaza en zona azul o verde sin coste adicional, además de las bases y aparcamientos concertados (WiBle).

-

La noticia El car sharing de Respiro abandona Madrid en septiembre fue publicada originalmente en @motorpuntoes por Javier Costas.