La crisis del coronavirus ha golpeado con fuerza al sector de la automoción, algo que va a tener su continuidad en el año 2021. Así lo prevé Clepa, que es la Asociación Europea de Proveedores Automovilísticos, al considerar que durante el próximo ejercicio se suprimirán 100.000 puestos de trabajo que tengan que ver con la industria del automóvil en nuestro continente.