El piloto elegido para conducir el automóvil de Jordan y Hamlin será Bubba Wallace, el único negro que hay actualmente en la competición.