"Hubo momentos en los que dudé si iba a volver a ganar con Mercedes. Pero seguí el ejemplo de arriesgarme de Senna", afirma Lewis Hamilton.